Diabetes y pie diabético

DIABETES MELLITUS

 

DEFINICIÓN. La diabetes mellitus (DM) es un conjunto de trastornos metabólicos, cuya característica común principal es la presencia de concentraciones elevadas de glucosa en la sangre de manera persistente o crónica, debido ya sea a un defecto en la producción de insulina, a una resistencia a la acción de ella para utilizar la glucosa, a un aumento en la producción de glucosa o a una combinación de estas causas.

 

En el año 2000 se estimó que alrededor de 171 millones de personas en el mundo eran diabéticas y que llegarán a 370 millones en 2030.

 

Un mal nivel de glicemia (concentración de glucosa en la sangre) conduce a sufrir enfermedades agudas y enfermedades crónicas (microangiopatía, polineuropatía, pie diabético, retinopatía, esteatosis hepática,..)

A nivel mundial una de las indicaciones aprobadas del tratamiento con Oxigenoterapia Hiperbárica es en pacientes diabéticos porque los niveles elevados de oxígeno alcanzados son los que consiguen el efecto antiedema, detoxificante, vasoconstricción, activación de la fagocitosis, neovascularización y estimulación de producción de colágeno y fibroblastos.

 

Desde nuestra clínica te proponemos que el tratamiento de Oxígenoterapia Hiperbárica es preventivo, adyuvante y curativo a las posibles complicaciones crónicas que presentará a lo largo de la evolución de la enfermedad los pacientes diabéticos.

 

El oxígeno hiperbárico cura las lesiones del pie diabético en el 60% de los casos

 

Ya hemos visto que una de las aplicaciones de la oxigenoterapia hiperbárica es en el pie diabético, una alteración de origen neuropático inducida por la hiperglucemia, que convierte a la extremidad en una zona de riesgo a la hora de padecer lesiones y úlceras difíciles de curar. Actualmente este tratamiento logra mejorar los síntomas del 90% de los afectados de pie diabético y cura totalmente las heridas de un 60% de los casos. El porcentaje se eleva al 80% cuando el tratamiento se inicia pronto y no se espera a que haya una herida o ulceración más importante.

 

Esta es la mejor forma de prevenir amputaciones, dado que éstas se dan por una herida de mala evolución. Ya en el caso de aquellos pacientes que llegan con indicación de amputación, el porcentaje de curación es variable. Hablamos de un paciente muy complicado que debe recibir un cuidado más integral, no todo puede hacerse con cámara hiperbárica, pero es cierto que hasta en estos casos más extremos podemos llegar a limitar y, más aún, a evitar amputaciones.

En la clínica OXIGENO ACTIVO te ofrecemos un tratamiento integral y personalizado