Qué es la diabetes

La diabetes se define como una enfermedad crónica que aparece tras la mala función del páncreas a la hora de sintetizar la insulina del cuerpo. Ya sea elaborando una cantidad menor de lo normal o no utilizándola de forma eficaz.

Qué es la insulina

La insulina es una hormona que se genera en el páncreas, que mantiene los niveles adecuados de glucosa en sangre. Hace que la glucosa penetre en el organismo y se transporte a las células, que aportan energía a los músculos y tejidos. También ayuda al almacenamiento de la glucosa.

Si una persona sufre de diabetes, se sufre de un exceso de glucosa en sangre, porque esta no se distribuye de la forma adecuada. Un nivel de glucosa demasiado alto es perjudicial para el cuerpo, sobre todo en la zona del corazón, los riñones y las arterias. No tratar la diabetes acaba desencadenando en problemas renales, infartos, pérdida de visión y hasta amputaciones.

Tipos de diabetes

Diabetes tipo 1

Aunque aparece con mucha más frecuencia en niños, también puede desarrollarse en adultos. Muchas veces aparece de forma espontánea, ya haya antecedentes o no en la familia.

La diabetes tipo 1 provoca la destrucción de las células que producen la insulina por los propios anticuerpos. Es decir, es el propio organismo el que ataca estas células beta porque las considera extrañas.

Diabetes tipo 2

Aparece en adultos, y aumentan su incidencia en personas mayores. Llegando a ser hasta 10 veces más frecuente que la tipo 1. Aquí se produce una disminución de la acción de la insulina, haciendo que haya menos insulina en el páncreas y funciona peor.

La principal causa de la diabetes tipo 2 es la obesidad, debido a la disminución de los receptores de insulina por el tejido graso.

Diabetes gestional

Durante el periodo de embarazo, los niveles de insulina aumentan, pero en ciertas ocasiones esto no ocurre y es cuando aparece la diabetes gestional. Esta desaparece tras el parto, pero esas mujeres tienen una mayor riesgo de desarrollar una diabetes tipo 2.

Síntomas de la diabetes

  • Sed
  • Sensación de hambre
  • Necesidad de orinar continuamente
  • Pérdida de peso
  • Cansancio
  • Visión borrosa
  • Hormigueo o entumecimiento de manos y pies
  • Infecciones en la piel

Tratamientos de la diabetes

Para el tratamiento de la diabetes hay 3 pilares a seguir: ejercicio, dieta y medicación. Estos tres bloques tienen como objetivo mantener los niveles de glucosa en la sangre dentro de unos niveles aceptables.

El único tratamiento eficaz para la diabetes tipo 1 es la insulina, que debe inyectarse mediante plumas de insulina o por un sistema de bombeo continuo.

La diabetes tipo 2 permite un tratamiento más amplio. En función de la gravedad, incluso puede que no sea necesario administrar insulina, pero si mantener un estilo de vida saludable.

Por último, la medicina hiperbárica ayuda a tratar y disminuir los efectos negativos de la diabetes. Te ayuda a estabilizar los niveles de azúcar, reducir zonas inflamadas, aumentar la producción de colágeno y e incrementar la capacidad de los glóbulos blancos.

Si sufres de diabetes, en Oxígeno Activo te ayudamos con nuestra cámara hiperbárica en Madrid a aliviar los sítomas más molestos y mejorar tu salud. Solicita un cita y prueba tu sesión.