La fatiga crónica es una de las secuelas más frecuentes y conocidas que deja a su paso el Covid-19 cuando pasa por nuestro cuerpo. Puede darse en todo tipo de pacientes, pero es más frecuente en personas que han estado durante un tiempo prolongado en la UCI.

Para poder tratar la fatiga, hay que tener en cuenta que debemos trabajar con expertos en diferentes campos, y uni de ellos es la oxigenoterapia. Los tratamientos en cámara hiperbárica ayudan a la rehabilitación de los pacientes que tengan secuelas por el COVID.

¿Qué es la fatiga crónica?

Llamamos fatiga crónica a la serie de síntomas que sufren las personas por más de 6 meses, y suele ser más común en personas que han sufrido una enfermedad infecciosa o se han sometido a tiempos de estrés prolongado. Entre los síntomas más comunes encontramos el cansancio extremo, tanto físico como mental, pero que no desaparece con el descanso y afecta de forma negativa a la vida diaria de la persona.

No importa cuál haya sido el desencadenante, una persona que sufra de fatiga crónica es mucho más propensa a sufrir cuadros de ansiedad y depresión, como otro tipo de problemas derivados por el estilo de vida más sedentario que se suele tomar.

COVID y su síntomas en la fatiga crónica

No importa que hayas pasado el COVID con síntomas o haya sido de forma asintomática, el paso de la infección por nuestro cuerpo nos puede provocar un cuadro de fatiga crónica, que se una a la insuficiencia respiratoria, además de otras posibles secuelas si hemos estado en la UCI.

Los síntomas más comunes de la fatiga crónica por COVID son:

– Sensación de ahogo solo con realizar nuestras actividades diarias
– Sensación de falta de agilidad mental
– Secuelas físicas, que en el peor de los casos pueden llegar a ser incapacitantes

¿Cuál es el tratamiento de la fatiga crónica por Covid-19?

El tratamiento tiene como objetivo enfocarse en los síntomas de la fatiga crónica provocada por el COVID, tanto los del propio síntoma como los provocados por la infección vírica. Es decir, el tratamiento se utiliza el mismo protocolo que se usa para tratar la fatiga crónica, incluyendo sesiones complementarias para mejorar la oxigenación y ayudar a reparar los tejidos dañados.

Por lo tanto, para las sesiones de medicina hiperbárica, se recomienda también acudir a un fisioterapeuta, ya que el paciente que comienza con las sesiones ya suele tener complicaciones de movilidad por la falta de fuerza física, lo que se atribuye al deterioro muscular.

También se recomienda acudir a un psicoterapéuta para ayudarte a gestionar los sentimientos que se sufren porque nuestro cuerpo no nos permite hacer lo que antes podíamos hacer sin esfuerzo. Las sesiones de psicoterapia nos ayudarán a evitar posibles traumas o sufrir cuadros depresivos o de ansiedad al darnos herramientas para poder combatirlos.

Por último, hay que tener en cuenta la alimentación. Cada paciente estará en un estado de deterioro muscular diferente, por lo tanto, contar con la ayuda de un nutricionista nos permitirá adaptar nuestras comidas con el fin de ir recuperando la fuerza poco a poco mientras se realizan ejercicios físicos.

Desde Oxígeno Activo queremos ayudarte con nuestra cámara hiperbárica al mejor precio. Solo tienes que solicitar información y te ayudaremos, además las sesiones de oxigenoterapia también son ideales para ayudar a aliviar los síntomas de otro tipo de enfermedades. Así que no dudes en solicitar también tu tratamiento para artrosis, tratamiento para fibromialgia, tratamiento para diabetes o nuestro tratamiento para el pie diabético.