La oxigenoterapia es un tratamiento de medicina hiperbárica que se realiza dentro de cámara presurizada. Por lo que se trata de una terapia no invasiva donde respiramos oxígeno puro a una mayor presión que la presión atmosférica.

Beneficios para personas mayores

El oxígeno hiperbárico ayuda a mejorar la calidad de vida, sobre todo de las personas mayores. Ayuda a mejorar la difusión y el paso del oxígeno por los tejidos del cuerpo. Ayuda a mejorar la movilidad de las articulaciones y los músculos, también ayuda a mejorar la circulación y además tiene un efecto antiinflamatorio y regenerativo.

Inhalar oxígeno puro nos ayuda a tener una mayor concentración de plasma en la corriente sanguínea, lo que ayuda a la recuperación de enfermedades y patologías que suelen darse mayormente en la edad adulta como el Parkinsom, Alzheimer o la Demencia senil, que presentan una inflamación como la Atritis, Artrosis y la Fibromialgia.

¿Qué hace falta para poder realizar el tratamiento?

Antes de nada, siempre hay que acudir a un profesional para que pueda darte toda la información necesaria. Por eso en la clínica de Oxígeno Activo contamos con todos los permisos necesarios para poder realizar cualquier tratamiento de oxigenoterapia.

Para empezar hay que realizar un historial clínico del paciente para llevar a cabo un control de la recuperación tras la terapia. Además, hay que hacer una revisión de los pulmones, oídos y el tórax del paciente, para controlar las subidas y bajas de presión dentro de la cámara. Si el paciente lleva marcapasos, es necesario saber que el modelo podrá resistir la subida de presión.

Duración de las sesiones

Las sesiones suelen durar entre una hora y hora y media, pero todo dependerá en función del historial clínico del paciente. El número de sesiones a realizar también dependerá del historial del paciente.

Desde Oxígeno Activo te ayudamos con nuestra cámara hiperbárica. Cuida tu salud y la de tus mayores con los mejores tratamientos. Como el tratamiento para artrosis, tratamieto del pie diabético o para el tratamiento de fibromialgia. Solo tienes que reservar tu cita para empezar a sentirte mejor desde la primera sesión.